Escuela de Circo Circopolis

Circopolis , Escuela de Circo Social Comuna de Lo Espejo

 

La escuela de circo social de Lo Espejo, que los y las participantes le dieron como nombre “Circopolis”, surge a partir de la idea de vecinos del sector y la fundación Educándonos, quienes se acercaron a nuestra ONG, para levantar una escuela de circo en el sector, estigmatizado, como un lugar de alta complejidad y vulnerabilidad social.

Después de intentar financiar la escuela con varios fondos públicos, el Fondart nos apoya para comenzar el trabajo de intervención a través del circo, en el sector, denominado Lo Espejo Viejo. En la sede social de la junta de vecinos Nueva Lo Espejo, se lleva a cabo la escuela, en las 3 disciplinas del circo (malabarismo, acrobacia y payaso)

El proyecto paso de una escuela a una familia, con la participación activa de las familias de los participantes y la alta motivación de cada niño, niña y adolescente, llegamos a desarrollar una intervención, donde se destaca el compromiso, el respeto, la ausencia de conflictos y el amor que se ha ido generando en el espacio del circo, CIRCOPOLIS

Con una asistencia promedio de 30 participantes, desarrollamos la escuela en 5 unidades de trabajo, terminando cada unidad con hitos, que ayudan a fortalecer la confianza y el vínculo que se busca a través del circo social.

Tuvimos funciones en Colegios, espacios comunitarios, fuimos invitados a la celebración de la navidad comunal y creamos un espectáculo que da cuenta de lo que los participantes sentían y ven en su contexto, denominado “La Vida en la Pobla”, espectáculo que fue creado por ellos, desde un espacio de dialogo y reflexión crítica de su realidad.

Este espectáculo fue mostrado a la escuela peumayen, otra escuela de nuestra ONG, a las familias y la comunidad con funciones abiertas y gratuitas y un extracto en la fiesta de navidad comunal.

Creemos y hemos sido testigos que el proceso vivenciado ayudo a desarrollar habilidades sociales y transformaciones individuales y colectivas, que inciden positivamente en la vida de los participantes, así como también a nivel familiar y el reconocimiento de la comunidad como actores activos que pueden ser un aporte, que ayuda a cambiar la visión de la adolescencia en el sector.

Circopolis sigue el 2017, porque logramos financiar con fondos públicos la continuidad, pero lo más importante queremos seguir fortaleciendo los vínculos, generando espacios de participación y que siga creciendo la familia Circopolis.

 

“Con mis acciones sentir,

Y mi voz al reír,

Desde lo espejo viejo,

Sigamos el circo hasta viejo…

CIRCOPOLIS”

 

[Modula id=’1′]

 

0 comments